Menú para un matrimonio de noche: 7 pasos para triunfar en su elección
Menú para un matrimonio de noche: 7 pasos para triunfar en su elección

 ¿Carne o pescado? ¿Buffet o a la mesa? Estas son algunas de las preguntas que surgen a la hora de decidir cómo debe ser el menú para un matrimonio de noche, les contamos cuáles son las bases para que puedan elegirlo.

Elegir la decoración para matrimonio, incluidas las flores que harán parte de los arreglos florales para boda son piezas claves para acertar con un ambiente memorable para todos los asistentes que les acompañarán en su gran día. Así mismo, encontrar el mejor vestido de novia y traje de novio probablemente sea un punto del checklist que demandará algo de tiempo. Sin embargo, siempre existen tips, truquitos o aspectos a tener en cuenta, recomendados por profesionales. En ese sentido, si lo que actualmente los ocupa es elegir el menú para su banquete nocturno, les traemos 7 consejos que los ayudarán en su elección ¡y que no cunda el pánico!

1. Gustos personales

El punto de partida sobre cómo escoger el menú para un matrimonio de noche, es que tengan presente sus gustos personales, junto con otras opciones que lo complementen. Es muy importante este punto, pues deben recordar que habrá diferentes tipos de comensales y no a todos tiene por qué gustarles lo que a ustedes. Aunque cuando se habla del banquete de matrimonio, suelen ser las personas que reciben su tarjeta de matrimonio moderna los focos para elegir sabores y presentaciones de los platos. Por esta razón, lo primero que pueden hacer es una lista con la comida que les gustaría o acostumbran para cenar cuando celebran una fecha especial e importante.

2. Preferencias y comidas especiales 

Deben considerar los estados de salud, variación en gustos y aceptación de los invitados, como filtro para adaptar perfectamente su menú a una experiencia deliciosa y memorable para todos. Recuerden que la clave también con respecto a cómo escoger el menú para un matrimonio de noche, incide en evitar comida demasiado exótica que pueda causar alergias o rápidos efectos digestivos inesperados cuando se consume de noche. Si es algo bastante pesado todos querrán irse a dormir rápido y si es demasiado lento el proceso de servir puede aburrir. El equilibro entre gustos y lo adecuado para la jornada nocturna, es la clave. Si tienen familiares con problemas de diabetes, hipertensión o intolerancia a ciertos alimentos. Pueden solicitar a través de su web de matrimonio, en la tarjeta de matrimonio original que enviarán o incluso, realizar una pequeña encuesta para que ellos puedan informar sobre estas condiciones y ustedes puedan tener especial cuidado. Y si lo ven demasiado complejo recibir la cantidad de recomendaciones y peticiones especiales, pueden inclinarse por tres opciones de platos para que ellos mismos puedan elegir.

3. Según el estilo de matrimonio

Partiendo de la base del estilo de su matrimonio podrán saber qué alimentos van mejor con él. Por ejemplo, si decidieron tener un matrimonio en la playa una oferta gastronómica interesante serían productos frescos y que tengan relación con el mar: para un primer plato alguna ensalada con aguacate, brotes verdes y mango. Para el plato fuerte langostinos o salmón; para la bebida cóctel con y sin alcohol y para su torta de matrimonio, una que contenga fruta dulce o con un toque ácido. En esto radica la importancia de asociar el tipo de comida con el estilo y diseño de la decoración de salón para matrimonio. 

4. Ajustar la hora del menú

Otro punto imprescindible sobre cómo escoger el menú para un matrimonio de noche, se centra en ajustarlo a la hora. Pueden ofrecer el banquete para motivar a sus invitados a seguir hasta el final de la velada o para iniciarla con una buena cantidad energía. La cena tradicional se suele servir entre las 8:00 y 9:00pm; la del tipo buffet, entre las 6:30 y las 9:30pm; y si es cóctel, la copa de bienvenida da apertura a la barra y a la mesa de aperitivo. En este último aspecto pueden establecer una hora límite para servir bebidas alcohólicas, para así evitar inconvenientes con los excesos.

5. Buffet, cena servida a la mesa o cóctel

Entre los diferentes tipos de cena que pueden elegir, está el estilo buffet, la cena tradicional servida a la mesa y el sofisticado cóctel. El buffet funciona perfecto para matrimonios de no más de 100 invitados, recomendando que se realice en espacios grandes, donde las personas puedan circular sin tropezarse ni incomodar, y las mesas del buffet sean atendidas por profesionales que se encarguen de todos como se merecen.

La cena tradicional o de dos platos servida a la mesa, se requiere más personal para que todos los invitados disfruten de cada plato al tiempo y nadie se quede mucho tiempo esperando por el suyo. Se servirá el aperitivo, que puede ser algunas entradas pequeñas ya sea para compartir en la mesa o individualmente, el plato fuerte, generalmente carne, ensalada y algún complemento, y finalmente la sobremesa que también puede ser postre o un cóctel para ayudar a la digestión.

Por último, el cóctel lo encontramos como una opción sofisticada, pero más sencilla. En el que se ofrecen bebidas toda la noche y para acompañar con bocadillos. El montaje del salón no cuenta con mesas para invitados sino espacios de interacción y esparcimiento como tendencia del chill out. Son unas buenas alternativas para tener en consideración sobre cómo escoger el menú para un matrimonio de noche.

6. Bebidas, postre o complemento del menú

Siempre es recomendable establecer si se quiere o no servir adicionalmente postres pequeños como complementos del menú, ya que, en ocasiones, con el pastel de matrimonio y las bebidas de la barra, son suficientes para todos. Es ideal que tengan una estación de bebidas según sea la noche (fría o cálida) para brindarles a sus invitados las mejores atenciones posibles. Para la sed, lo mejor son los jugos y bebidas refrescantes como la clásica agua embotellada con hielo, limonadas o batidos. Y si se quieren calentar un poco, una maquina dispensadora de café, con agua caliente y leche como opciones disponibles para elegir, le dan un toque adecuado y considerado a su banquete.

7. El clima y época del año

Para saber cómo escoger el menú para un matrimonio de noche, deben pensar también cuál es el clima del lugar. Si es cálido, frío o equilibrado. Para el primero, una exquisita posibilidad, por ejemplo, pueden ser verduras como berenjenas asadas, ensaladas con aguacate y frutas ricas en agua como la sandía y la piña, además de los aperitivos con rellenos ligeros o bien helados. Para el segundo caso, el cuerpo requiere más energía por lo que presentan menús con mucho más cuerpo que los anteriores: comida horneada, frita, frutos secos, chocolates, sopas o pastas con carne. Y para ambientes más primaverales frutas tropicales, las carnes magras, comida de mar como langostinos con alguna salsa especial, y las tablas de queso son muy usadas.

¡A barriga llena corazón contento! Y el que reciba la tarjeta de matrimonio para su día B seguro quedará feliz si tienen en cuenta estos tips. Las fiestas de noche son increíbles cuando se acompaña de buena comida y bebida, para dar energía a la ocasión, al igual como ustedes seguramente lo harán en su luna de miel. Estamos seguros que la elección de su menú complacerá a todos los paladares invitados. ¡Bon appétit!